Servicios en la nube: diferencias entre IaaS PaaS SaaS.

    Posted by T. Mora on 2 noviembre 2017
    Find me on:
    Add to Flipboard Magazine.

    iaas paas saas

    El cloud computing está cobrando cada vez más relevancia en las empresas debido, principalmente, a la ventaja de no tener que hacer grandes inversiones upfront en infraestructura para la ejecución de aplicaciones, así como por la agilidad y la elasticidad a la hora de alinear los recursos de IT con las necesidades de negocio. Infraestructura como Servicio, Plataforma como Servicio y Software como Servicio, (IaaS Paas SaaS) han pasado de ser el futuro a convertirse en el presente.

    De hecho, un estudio reciente de Gartner prevee que el gasto mundial de los usuarios finales en servicios públicos de cloud crezca un 18.4% en 2021 hasta alcanzar 304,900 millones de dólares, frente a los 257,500 millones de dólares en 2020.

    La flexibilidad, escalabilidad, facilidad de configuración, el ahorro o la seguridad, son algunos de los beneficios que están llevando cada vez a más compañías a la nube.

    Los modelos más conocidos son la Infraestructura como Servicio (IaaS) y el Software como Servicio (SaaS). En el primer caso (IaaS) se ofrece capacidad de computo (CPU, RAM, Almacenamiento y recursos de red) basándose en un modelo compartido en el que normalmente, varios usuarios pueden compartir una misma máquina física. En el segundo caso, el servicio ofrece directamente un aplicativo, sin tenerse en cuenta la plataforma sobre la que se ejecuta.

    Respecto al servicio que nos queda, PaaS, se sitúa entre esos 2 mundos: ofrece un servicio que abstrae parcialmente la parte física (infraestructura), teniendo como objetivo servir como plataforma para montar un aplicativo, sustituyendo piezas como la base de datos o el servidor de aplicaciones que normalmente se incluyen en el stack tecnológico de una aplicación.

    Empecemos por explicar qué son cada uno de ellos:

    ¿Qué es IaaS? Infraestructura como Servicio

    La Infraestructura como Servicio (IaaS, Infrastructure as a Service) abarca todo el hardware virtualizado, es decir, el espacio en servidores virtuales, las redes, almacenamiento, etc. En definitiva, todos los recursos físicos a los que acceder a través del proveedor del servicio cloud, y en donde poder construir tu propia infraestructura sin realizar grandes inversiones en hardware, ni en mantenimiento.

    Las empresas en crecimiento ya están aprovechando este servicio de IaaS Cloud, ya que pueden ampliar su infraestructura IT a medida que aumenta su negocio, y además sirve de base para el resto de opciones cloud.

    ahorro 40%

    ¿Por qué IaaS?

    • Los recursos están disponibles cuando el cliente los necesita, con lo cual IaaS pone fin a los tiempos de espera
    • Ahorro en hardware. No hace falta inversión en hardware físico, ya que el servicio IaaS es mantenido por el proveedor. 
    • Pago por uso. Al no tener que adquirir una herramienta completa y cerrada, nos aseguramos de pagar solo lo que se necesita.
    • Acceso al servicio desde cualquier lugar mientras el protocolo de seguridad lo permita.
    • Seguridad física en los centros de datos. Alojando nuestro hardware en la Nube, evitamos brechas de seguridad en caso de caída se servidores o posibles inclemencias que podamos no tener contempladas.
    • Un fallo no afecta al servicio global.


    ¿Qué es PaaS? Plataforma como Servicio

    La Plataforma como Servicio (PaaS, Platform as a Service) proporciona un entorno cloud o plataforma donde poder crear aplicaciones y acceder a ellas a través de la red. Estos servicios pueden consistir en un sencillo entorno o desarrollos avanzados según necesite el cliente, destacando: soporte técnico, sistema operativo, sistema de gestión de bases de datos, almacenamiento o herramientas de diseño y desarrollo.

    ¿Por qué PaaS?

    • Reducción de costes. Pagas por lo que utilizas, y no necesitas invertir en infraestructura IT física. 
    • Ventajas para los desarrolladores de software y web. Se pueden utilizar diferentes entornos PaaS en cada fase de los procesos de creación, por ejemplo para los entornos de pruebas o de desarrollo. 
    • Fácil realización de desarrollos, gracias a sencillas interfaces
    • Control total sobre las herramientas que se instalen en sus plataformas, adaptado a sus necesidades.
    • Permite la colaboración entre equipos situados en distintos lugares.
    • Seguridad. Protección de los datos y copias de seguridad automatizadas.

     

    IaaS, SaaS y PaaS: tres conceptos fundamentales para entender los Servicios en la Nube #Cloud

    Click to tweet icono_twitter_neteris.png

     ¿Qué es SaaS? Software como Servicio

    El Software como Servicio (SaaS, Software as a Service) permite acceder a aplicaciones software alojadas en la nube a través de la red y desde cualquier dispositivo. Las posibilidades para las empresas con este servicio son infinitas, ya que abarcan desde aplicaciones de finanzas, ventas, planificación, comunicaciones, etc.

    El modelo SaaS suele comprarse por paquetes de licencias "on demand", en el que solo se paga por lo que se utiliza, al igual que los servicios IaaS y PaaS. Además, si se necesitan más servicios adicionales, podremos acceder a ellos sin tener que instalar más hardware o software.

    ¿Por qué SaaS?

    • Actualizaciones automáticas. Disponibilidad inmediata de las últimas versiones, generalmente sin coste.
    • Compatibilidad con diferentes dispositivos.
    • Accesibilidad en cualquier lugar y momento.
    • Personalización de las aplicaciones. 

     Pero, ¿cuáles son las diferencias entre IaaS PaaS y SaaS?

    Con todo lo comentado anteriormente, vemos que las dos diferencias más importantes radican en el quien es el responsable de cada pieza dentro del modelo compartido de seguridad y el mantenimiento. De ahí diferenciamos qué servicios recaen o no en el proveedor cloud. Por ejemplo, si contratamos un servicio IaaS, el proveedor no se hará responsable de los problemas que podamos tener con las aplicaciones instaladas. Sin embargo, al contar con un servicio SaaS, el proveedor se encargará de gestionar toda la infraestructura, el mantenimiento y los problemas de seguridad que pudieran surgir con las aplicaciones.

    En la siguiente imagen, podemos ver claramente qué abarca cada modelo.

    Diferencias entre IaaS PaaS SaaS

    Decidir qué solución Cloud es la más acertada y la que mejor se adapta a una empresa dependerá de sus necesidades, sus competencias y su presupuesto. Algunas empresas prefieren controlar sus aplicaciones desde la A hasta la Z, y otras consideran que es preferible confiarlas total o parcialmente por temas de costes o de necesidad de actualización.

    Descubre más sobre los Servicios en la Nube IaaS, PaaS, SaaS

    cloud de oracle, oci, oracle cloud

    Topics: CLOUD - Servicios en la nube, Tecnologia, Transformación Digital, Business Applications - ERP, Database Appliance ODA, IaaS - Infraestructura como Servicio